divendres, 15 de febrer de 2008

“¿Usted no come? ¡Pues el gato también! ”

Esperanza Martínez, vecina del barrio Font de la Guatlla de Barcelona, es conocida como “la mujer de los gatos”. Siempre dando de comer a los felinos, cargada de bolsas con comida para ellos y con sus cinco perros alrededor suyo. Incluso se desplaza al Prat para dar de comer a los gatos de la calle. En su piso, a parte de los cinco perros, tiene a más de una decena de gatos. La entrevista discurre con un gato siamés, Williams, en mi regazo. Apareció de improvisto de entre un montón de ropa.

¿Des de cuándo está devoción por los animales?
Des de pequeña. Al pueblo ya teníamos animales. Porque a mi hermano, que murió en San Sebastián, le gustaba la caza, y claro, teníamos tres o cuatro perros, y también gatos.
Aquí en Barcelona en el bar, que estaba aquí al barrio, ya teníamos muchos animales.

¿Exactamente cuántos animales tienes ahora en casa?
¿Ahora en casa? ¿Se van a enterar los vecinos? (pregunta riendo)

No te preocupes.
Diecinueve o veinte gatos y cinco perros.


¿Qué animales has tenido?
En el bar tenía palomas y aquí en el piso tuve tórtolas durante más de treinta años. Me las llevé del Prat. También tuve una perdiz, pero se cayó por el balcón y murió.

¿Por qué das de comer a los gatos de la calle?
Porque me dan mucha pena. Ahora precisamente estamos liados en el Prat, el otro día me denunciaron.

¿Quién?
La Guardia Urbana.

¿Por qué?
Porque ahora solo permiten dar de comer a los gatos en dos sitios en el Prat. Uno está muy lejos del otro. ¿Tú crees que un animal irá de un sitio al otro? Esto es el Ayuntamiento del Prat que no le gusta los animales. Este sábado tuvimos una reunión en el Casino del Prat y mañana sabremos cuando hacemos la manifestación contra el Ayuntamiento.

¿Manifestación?
¡Sí sí! Haremos pancartas, iremos al Ayuntamiento y se va a liar. Luego que el alcalde del Prat, que es un sinvergüenza y que va sólo con los gitanos porque su querida es gitana, decida. Se la vamos a liar.

¿Hay mucha gente en el Prat qué está de acuerdo contigo?
Las andaluzas no, se creen las dueñas del Prat. Amo más a la gente mayor catalana.
¿Y aquí en el barrio la gente qué opina?
Aquí nadie me dice nada. En el barrio ya no quedan gatos, sólo queda un gato y encima esta castrado. Ahora ya se ven ratones por la calle…

De anécdotas debes tener miles ¿Alguna qué recuerdes?
Hace dos meses Linda [uno de los perros] encontró una cartera en Montjuïc. Me vino con una cartera en la boca. Pero entonces un señor, que conducía el camión de la basura, se bajó y le quitó la cartera de la boca. Cuando vio todo el fajo de billetes bajó del camión como una fiera.

Acostumbras a pasear los perros por la noche. ¿Algún incidente qué recuerdes?
No en especial, pero el otro día me encontré a un hombre mientras estaba dando de comida a los gatos. Estaba solo dentro de un coche y me dio muy mala espina. Agarré los perros bien fuerte y me fui. También me encontré el otro día a un hombre robando un coche. Rompió el cristal y entro dentro de él

¿Y no te vio?
¡Claro qué me vio! ¡Pero cómo si no estuviera! Y después me lo encontré delante de la portería. Le chillé: ¿¡Qué!? ¿Ahora cual te gusta? Ahí me puse chula, supongo que porque estaba delante de casa.

Toda esta comida para los gatos debe ser muy cara…
Hombre…Si hubiera alguna alma caritativa que me ayudará mejor, porque me gasto mucho… Pero el cariño de los animales lo compensa todo. Porque si fuera por las personas... El otro día ya me pelee con un urbano en el Prat. Le dije: ¿Usted no come? ¡Pues el gato también! Me pidió que me identificará y le dije que me habían robado el carné. Me preguntó dónde vivía y le dije que no tenía casa. Me quiso detener y yo le respondí: ¿A cuantos he matado?

Pero no le puedes responder así a un agente…
¡Claro que sí! Le dije así de claro: ¡Le he dado, le doy y le daré comida a los gatos! ¡Son unos chulos! Ahora están los Mossos en el Prat, y son estos los que llevan todo el tema de la drogas. Los urbanos son chulos porque están enfadados. Quieren llevar más multas al Ayuntamiento. ¿Por qué se tienen que meter con una mujer mayor que da comida a los gatos?

3 comentaris:

Dani Ponsiko ha dit...

jjejejejeje, que bueno, la senyora Esperança es fa mediàtica!!!

no sabia aquesta faceta revolucionària que té en front els agents de la llei!!!

Anònim ha dit...

Digne de admirassio la Esperansa pel que fa pels gats peró a mi no hem deixen dormir i la meva salut perilla per falta de son, els gats quan es troben al carrer fins que es barallen no paren de cridar i es posen sota la meva finestra ,grasies a les persones que els donen de menjar al carrer i no en un parc.

Anònim ha dit...

Que injust el que dieu...el que fa aquesta dona es digne d'admiració i us asseguro que es molt sacrificat, hi ha masses animals que necessiten ajuda i poques persones que els vulguem ajudar.La solució no és deixar-los de costat sinó fer-lis un lloc a casa nostra, trobar-lis adoptants i portar a ratlla l'obligació d'esterilitzar.Però em dona la sensació que mai serà suficient...sempre hi haurà gent indesitjable i egoista que es queixarà de qualsevol altre cosa...el cas és queixar-se, com sempre.
Jaume, des d'aquí dir-te...bon treball!!!!
UN PETO, Elia